Aire acondicionado

Aire acondicionado

Aire acondicionado

El sistema de aire acondicionado permite mantener una climatización confortable en el interior del habitáculo del vehículo cuando la temperatura existente en su exterior es elevada. Hoy en día, la mayoría de los vehículos existentes en el mercado incorporan en su equipamiento este sistema como elemento de confort básico, reservando para las versiones de gama más altas otras variantes del sistema más avanzadas, como la climatización bizona o cuatrizona.

Principios de funcionamiento básico

El sistema de aire acondicionado aprovecha las propiedades de absorción del calor que se producen cuando el fluido refrigerante cambia de estado de líquido a gas y de enfriamiento del fluido cuando pasa de estado gaseoso a líquido. Para ello se propician cambios de estado alternativos en un fluido refrigerante, haciéndolo circular por un circuito y sometiéndolo a diferentes cambios de presión, consiguiendo de esta manera transferir el calor del interior del vehículo al exterior y enfriar su habitáculo.

Elementos principales del sistema

  • Unidad de control Sirve para encender, apagar el sistema y para regular la temperatura del habitáculo.
  • Compresor Recibe energía cinética del motor mediante una correa conectada al sistema de distribución. Comprime el gas y lo impulsa a través del circuito del sistema, propiciando los alternativos cambios de estado del fluido refrigerante.
  • Condensador Situado en el frontal del vehículo, disipa el calor del gas hacia el exterior y provoca un cambio de estado del fluido a líquido en el que se produce un brusco descenso de temperatura.
  • Evaporador Se encuentra instalado junto al habitáculo. En él se produce el cambio de estado de líquido a gaseoso del fluido refrigerante, intercambiando la baja temperatura del fluido en estado líquido y absorbiéndose el calor y humedad existente en la cabina al pasar a gas.
  • Filtro deshidratante Sirve para mantener la calidad del fluido y sirve como depósito para él. Filtra las partículas de suciedad existentes en el circuito y absorbe la humedad.
  • Válvula de expansión Regula el caudal del fluido refrigerante que accede al evaporador. Existen tres tipos de válvulas de expansión:
    • Monobloque.- Carecen de bulbo externo y realizan la compensación en el interior de la válvula.
    • De tubo.- Incorporan un tubo calibrado que deja pasar la cantidad de fluido adecuada para su cambio de estado en el evaporador.
    • Termostáticas.- Disponen de un bulbo externo sensor de temperatura y en función a su información abre o cierra la válvula.
  • Presóstato Regula y controla la presión del circuito. Para ello activa o apaga el compresor y los ventiladores.

 

Anterior entrada

Segundos de seguridad

ryr

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar